Nuevas escuelas

La Basura es un Negocio?

12 de junio de 2008

Basura, un negocio millonario; Por eso no querían ni quieren las Comunas. ¿Quién los controla?
Se están elaborando los pliegos de licitaciones para uno de los negocios más rentables que ofrece la Ciudad: la recolección de residuos. El modelo que retornaría sería el cobro por tonelada recogida. El servicio público más importante, conflictivo y caro que soportamos los contribuyentes porteños: la recolección de la basura vence a fines del 2008. Mueve entre 800 y 1.000 millones de pesos, y un potencial diario de 600 mil pesos en reciclado. Cambiarían el actual modelo (de pago) por área limpia y se volverá al modelo (de pago) por tonelaje; se reducirán a dos las áreas de limpieza; y se buscará sellar un contrato de ocho a diez años.

Podemos entender porque no quieren las Comunas y hablamos de un solo “negocio”. ¿Quién los controla?
El último llamado a licitación fue en 2004, durante la gestión del ahora legislador Aníbal Ibarra. Allí, junto al secretario de Producción, Turismo y Desarrollo Sustentable, Eduardo Epszteyn (en la actualidad también diputado porteño), se fijó, mediante un decreto del Ejecutivo, un contrato de cuatro años con cinco empresas privadas (Cliba, Nitida, Integra, Urbasur y Aesa) a cargo, cada una, de una zona delimitada. Una sexta zona quedó, a su vez, a cargo del Gobierno de la Ciudad vía el polémico Ente de Higiene Urbana.

Por eso no querían las Comunas. ¿Quién los controla?
El modelo dejaba de ser el pago por tonelada recogida para pasar al pago por área limpia, esto es, las empresas cobraban un monto fijo por dejar “limpia” su zona, con la coerción de multas en caso de no cumplir, pero “El sistema de área limpia fue un fracaso total, porque se triplicó el valor de los contratos: pasamos de pagar 200 a 700 millones de pesos por año y la Ciudad está más sucia que nunca”.

Por eso no querían las Comunas. ¿Quién los controla?
El precio que se pagaría por tonelada y las empresas adjudicatarias se decidirán en la licitación que tendrá lugar a mediados de febrero de 2009 y el pago por tonelaje correría para los residuos húmedos, mientras que para los secos habría otros circuitos, con otros modelos de cobro.

Por eso no quieren las Comunas. ¿Quién los controla?
El pliego entraría en la Legislatura este mes y el plazo para llamar a licitación vence en febrero de 2009. Pero a diferencia del contrato anterior, esta vez parece que hay intención de elaborar un plan a largo plazo para comprometer a las empresas a que inviertan con la posibilidad de recuperar el dinero. Por eso se habla de 8 a 10 años.

Por eso no quieren las Comunas. ¿Quién los controla?
Todos los días, la ciudad descarta cinco mil toneladas de basura. De esa cantidad, el 40 por ciento es aprovechable, es decir, dos mil toneladas. Si por cada kilo de basura aprovechable se está pagando alrededor de 0.30 pesos, el negocio del reciclado asciende a 600 mil pesos diarios. ¿Quién se queda con la torta?

Por eso no quieren las Comunas. ¿Quién los controla?
Ahora bien, si es por tonelada ¿al privado le conviene recoger más basura, cuando se sabe de situaciones irregulares de las que el Estado nunca da cuenta, como que mojen los camiones así las bolsas son más pesadas, y las ganancias, mayores? ¿Podría llegar a atentar contra la implementación de la Ley de Basura Cero, porque el Estado gasta mil millones de pesos anuales en la recolección, y con el sistema de área limpia las empresas devuelven parte de ese dinero en campaña publicitaria porque (a esas empresas) les conviene que la gente separe en origen, así tienen menos para juntar? Una ley del 2003 obliga al Gobierno porteño a construir cinco centros, pero sólo se construyeron tres, además de transformar un Polo de Reciclado en Centro Verde, todavía a medio camino (sin luz, gas, agua, ni cloaca) en el Bajo Flores. Los Centros, que están no tienen estudios de impacto ambiental, tampoco alimentación de cartón, fracasó el sistema de recolección diferenciada en un segundo contenedor y faltan maquinarias. Actualmente algunos centros reciben mitad seco y mitad húmedo, lo que se transforma en un basural.

Por eso no quieren las Comunas. ¿Quién los controla?

Ing. Osvaldo Buscaya
Vecino Integrante de la Comisión Bipartita de Control y Seguimiento de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Sino se los controla seguirá todo corrupto como hasta ahora.
Ciudadanos Grupo Uno CGU
[email protected]

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Nuevas escuelas
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados