Coronavirus (Covid-19)

Iniciativa que no debe soslayarse

17 de septiembre de 2009

Cuando la Sra. presidenta de la Nación, anunció su propuesta para establecer el sistema de elecciones generales internas, simultáneas y obligatorias, evaluamos tal decisión como un nuevo hito para transparentar el sistema eleccionario.
Destacamos que la iniciativa puede equipararse, a aquella que diera origen al voto secreto y obligatorio, que arrancaría el gobierno de manos de la aristocracia, o el del voto femenino, que equiparó la mujer con el hombre, en cuanto a la toma de decisiones.
De esta manera, el ciudadano común, se involucraría en la elección previa de los candidatos, y se evitaría la postulación de tantos indeseables y advenedizos a la política. La propuesta de la Sra. Presidenta, se inserta además en el camino opuesto al de las listas sábanas, tan mal vistas por la ciudadanía en general.
No obstante, resulta altamente preocupante, tanto el rechazo de las derechas como el ninguneo de los medios, quienes han desvirtuado y minimizado el mensaje, envolviéndolo en una red constante de reclamos y preeminencias valederas y atrayentes, pero totalmente ajenos a los fines del proyecto.
Todas esas voces reclaman (como es habitual en su discurso) que:…”No es el momento oportuno, que lo prioritario es el hambre, los niños, la desocupación, la vivienda, la salud, la educación, las retenciones, los impuestos, la seguridad….” etc, etc.
Al respecto, nos permitiremos hacer dos observaciones:
1 -. Los ciudadanos de a pié, NO podemos resolver esos problemas generalizados y seculares, lo que SÍ podemos hacer (si nos dejan) es votar mejores gobernantes, que es hacia lo que apunta el presente proyecto.
2 -. Todos los que “Cacarean” por la falta de leyes que reivindiquen tantos valores conculcados, ¿No son responsables de nada?, ¿No son ellos los que gobiernan, co – gobiernan o han gobernado recientemente?. ¿Cómo es que se permiten votar 500 leyes el último día de sesiones del año, si al día siguiente el ejecutivo les veta 450?. ¿Quiénes más que ellos les dieron superpoderes, derecho a veto y les autorizan decretos de necesidad y urgencia al ejecutivo?. ¿Por qué las leyes una vez aprobadas, o no se publican, o no se promulgan, o no se reglamentan, o no se cumplen, o se cajonean sin que nadie se entere?. ¿Quiénes más que los políticos dejan que todo eso ocurra?.
Es muy probable que las derechas vuelvan a encaramarse en el poder.
Sería deseable que tuviéramos muchas leyes, como la aquí comentada, que pusieran freno a sus propósitos.
Para finalizar, un par de dichas leyes serían:
La de aplicación de la boleta única o del voto electrónico que entorpecerían el manipuleo inescrupuloso del voto.
Otra, sería la televisación permanente de los debates legislativos de ambas cámaras, para poner en evidencia a los ausentes y a los que van a dormir la siesta en el recinto.
Éstos son los derechos que los simples ciudadanos, debemos defender, incluso con nuestras vidas, porque perderlos, significa morir de todos modos.

Ing. Omar Castaño
Integrante de la Asamblea
de Vecinos de Villa Luro.

Cantidad de Caracteres 3062

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Coronavirus (Covid-19)
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales
Audiencia pública

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados