Centros de salud

Correo de Lectores

20 de enero de 2010

Al Director de la revista:
Luis Alberto Serres, comienzo por presentarme.
Mi nombre es Marcela Capece, soy vecina del barrio de Versailles y usual lectora de la revista.
Mis disculpas por molestarlo en estas fechas tan agitadas para todos pero no pude contener mis ansias de hacer público mi interés por ser parte de las publicaciones que usted hace por y para nuestro barrio.
Le informo la situación que tan feliz me tiene, más allá de no tener respuesta alguna sobre la misma.
Soy Docente de Nivel Primario, recibida en el año 2008.

Hice mi Primaria en la Escuela Nº 25, luego la Secundaria en el Instituto San Pedro, y el Nivel Terciario en el Normal Nº 4.

Al recibirme me anoté para trabajar en las escuelas del Distrito Nº 18, es decir, barrios vecinos.
Afortunadamente trabajé a lo largo de todo el año en varias escuelas, lo más acertado fue tomar cargo en el Colegio “Nuestra Señora del Buen y Perpetuo Socorro”, escuela en la que continúo el próximo año. Pero sin dejar de trabajar en la escuela pública, y fue así que terminé el año lectivo en la Escuela Nº 16..”John F. Kennedy”.
Para quien siempre vivió en el barrio, entenderá que es una inmensa alegría haber tenido estas oportunidades de trabajo, amar el barrio y la labor elegida…y que ambos amores se den juntos es de afortunados.

Sin irme más por las ramas le cuento mi idea para con la revista…yo, como antes dije, amo mi trabajo y continuamente estudio, y estudiaré para crecer en él, y también valoro muchísimo a las palabras por lo tanto escribo. Mis escritos ofrecidos para ser parte de la revista tienen que ver, justamente, con Educación.

Sin subjetividades, sobre el Sistema, sobre la Institución, sobre la Didáctica, el Rol docente, etc. Temas que trato desde disciplinas y teorías estudiadas sin permitir que mis opiniones meramente informales aparezcan en los relatos.

En caso de que le parezca agradable o rico para las publicaciones sepa que cuenta conmigo a partir del 2010.
Le envío uno de los escritos para que evalúe y en caso de dar el OK, me encantaría juntarme con usted para charlar personalmente y poder ir preparando nuevos informes.

Mis cordiales saludos.
Que tenga un excelente fin del año 2009 y un muchísimo mejor 2010.
Cariños.
Marcela.

BUENA ENSEÑANZA Y ENSEÑANZA COMPRENSIVA
Ambos conceptos surgen de la Didáctica, disciplina encargada de explicar los procesos de enseñanza-aprendizaje para luego generar nuevas propuestas de trabajo. Por esto es que la misma no puede ser neutral, debe comprometerse moralmente con la práctica real escolar, es parte de ella y además debe comprenderla profundamente ya que para ella es que proyecta, tanto contenidos como formas, teniendo en cuenta el contexto social, cultural e institucional, reflexionando sobre cada uno de ellos y asumiendo una postura crítica para que sus logros sean eficaces.

Habiendo explicado brevemente el surgimiento de los términos tan renombrados por cada uno de nosotros, y por los cuales creemos que cada docente debe trabajar, es que ahora me centro en los mismos.

Ambos procuran lograr en los alumnos el pensamiento reflexivo y crítico sobre los temas que en el aula, e idealmente, en la escuela, se tratan a la hora de ser enseñados, recordando que esto sucederá en el transcurso de un proceso y no de un discurso meramente lineal planteado por el docente hacia el alumno.

La buena enseñanza se basa en lo moral: formando alumnos moralmente buenos, con valores como la honestidad, integridad, etc. Procura que adquieran conocimientos que les permitan desarrollar los antes nombrados pensamientos reflexivos y críticos. También se basa en lo epistemológico, refiriéndose esto a la existencia de una continuidad en, y entre, los conocimientos que el alumno va adquiriendo, profundizándolos cada vez más.

La enseñanza comprensiva debe posibilitar que los conocimientos no sólo sean comprendidos y asimilados sino, también, desarrollados en un pensamiento reflexivo y crítico, pudiendo analizar, reflexionar y elaborar hipótesis acerca del contenido aprendido.

Por lo tanto, debemos comprender y aceptar al proceso de enseñanza-aprendizaje como parte de una dinámica social, cultural e institucional, y con fundamentos teóricos avalados por diversas disciplinas que enriquecen la práctica docente, y permiten conocer y reflexionar cada día más sobre ella, posibilitando así una mejor labor docente, y beneficiosa enseñanza para nuestros alumnos.

Texto elaborado por: Marcela Capece (Docente de Nivel Primario)
Bibliografía consultada: Edith Litwin, “Corrientes didácticas contemporáneas.”; José Contreras Domingo, “Enseñanza, currículum y profesorado. Introducción crítica a la didáctica.”

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Centros de salud
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados