Centros de salud

Candidatura Vidal: homenaje al fracaso.

21 de junio de 2011


Por Aníbal Gotelli, Presidente del Instituto para Pensar Buenos Aires IpeBA (Para “Mi Barrio”)
www.actiweb.es/pensandobuenosaires
www.pensandobuenosaires.blogspot.com

Lamento tener que escribir sobre María Eugenia Vidal.

Lo lamento y me cuesta porque siempre me costó perder tiempo con lo intrascendente.

En Política, suponiendo que María Eugenia Vidal fuera política o entendiera las coordenadas de la Política, lo más triste, lo más desgraciado, es la intrascendencia.

Pero esta chica Vidal peca de la peor de las intrascendencias: la intrascendencia del fracaso, de la gestión inútil, que pasa con más pena que con gloria.

Esta chica Vidal es una intrascendente, que más parece una prenda de paz entre Michetti y Larreta que una verdadera candidata a Vicejefa de Gobierno.

¡Mejor hubiese sido Santilli que por lo menos puede mostrar las bicisendas!.

Pero la elección de Vidal, más que una opción política por una candidata parece ser una afrenta, una burla a todos los porteños de bien, a todos los porteños que queremos a Buenos Aires y que la vemos en el peor momento de su crisis social.

La verdad no puede decir que me pone triste la elección de Vidal como candidata a Vicejefa, porque es la mejor cómplice que Macri hubiera podido elegir para seguir destruyendo a Buenos Aires a través de sus delitos constitucionales, su inacción y sus acciones de gobierno incomprensibles e inconexas.

En efecto, con Vidal, Macri se verá todavía más inútil, más inoperante y más insensible.

Desde ese punto de vista, como opositor que soy al macrismo, puede decirse que estoy feliz, porque la recuperación de la Ciudad para el campo nacional, popular, humanista y progresista está asegurado, porque estoy seguro de que la mayoría de los porteños ya no soporta en su Ciudad un gobierno tan inútil, tan inoperante y tan insensible.

Pero lo que más llama la atención es la miopía política e institucional que sigue demostrando Mauricio Macri al elegir como candidata a Vicejefa a una de las funcionarias de su gobierno que mayor índice de fracaso e ineficiencia ha demostrado.

En efecto, en la gestión de María Eugenia Vidal al frente del área de Acción Social, entre otros desatinos, fracasos y acciones ineficaces, podríamos destacar –a modo de ejemplo- los siguientes:

Aumentó exponencialmente la cantidad de gente en situación de calle. En la Ciudad de Buenos Aires, la cantidad de personas en situación de calle subió de 1029 en 2007 a 1400 en 2010, según los datos oficiales del propio gobierno porteño, aunque según los datos recopilados por diferentes ongs de la Ciudad, la cantidad oscilaría entre más de 3000 y casi 10000.

Estalló la crisis habitacional.

Se cerraron los programas contra el Paco.

Se desmantelaron hogares infantiles.

Se opta mayoritariamente por la institucionalización de menores. Aqui hay que tener en cuenta que desde que asumió María Eugenia Vidal los menores internados en hogares pasaron de 370 a 1080.

Se firmaron convenios con 21 ongs que reciben un subsidio de $ 900.- por niño, lo que equivale a decir que “tercerizó”, “privatizó” y “delegó inconstitucionalmente” un deber inalienable del estado.

Tampoco debemos olvidar que la ocupación del Parque Indoamericano y el Club Albariño y su posterior desocupación dejó un saldo de tres muertos, todo ello debido a la inoperancia de varias áreas del Gobierno de la Ciudad, entre otras la de Desarrollo Social a cargo de esta insignificante funcionaria porteña llamada María Eugenia Vidal. Recordemos que la inoperancia fue tal, que tuvo que intervenir el propio Gobierno Nacional para solucionar la situación.

También debemos tener en cuenta que las leyes vetadas por Mauricio Macri, entre las cuales estaban muchas leyes sociales de directa incumbencia de esta chica Vidal, han sido ni más ni menos que 71, repito en letras SETENTA Y UNA. Entre los vetos del jefe de gobierno Macri, por ejemplo, figura el que firmó en contra de la ley 3706 que trataba acerca de la protección de las personas en situación de calle.

También el macrismo hizo fracasar un excelente proyecto de ley elaborado por la legisladora María Elena Naddeo, que establecía un sistema de inclusión laboral para jóvenes en situación de vulnerabilidad social.

Por otra parte, el Plan Federal de Viviendas asignó 11 mil a la Ciudad, de las cuales 2237 se iniciaron antes de que asuma Macri y sólo se terminaron 2060. No cabe duda que la política de vivienda social de Macri es un fracaso. En 2010 sólo ejecutó el 27,5% del presupuesto para construcciones.

Además, la gestión de Mauricio Macri ha sido la que menos ha invertido en áreas sociales, con la clara concepción ideológica de que “lo social” no es nunca una inversión sino siempre un gasto. Un informe presentado por el legislador Ruanova demuestra que el “gasto social” de Macri cayó de un 54,5% del total de 2005 a un 46,56% en 2010.

Podríamos continuar la lista de inoperancia, barbaridades e insensibilidades del Gobierno Macrista hacia la gente con necesidades, la gente que necesita un plus de cobertura por parte del Estado. Podríamos continuar con una lista larguísima decía, pero creo que no hace falta mucho más que mirar nuestra Ciudad de Buenos Aires.

Los niveles de pauperización de muchos sectores sociales de nuestra Ciudad, la cantidad de personas durmiendo en las calles, los campamentos de indigentes en el invierno durmiendo con hijos y familia debajo de carpas hechas de cartones, hacen que no haga falta mucho más que simplemente mirar la Ciudad.

La desatención se ve clarísima.

La inoperancia se ve clarísima.

La insensibilidad se ve clarísima.

La cantidad de gente en las calles abandonadas a la buena de Dios habla por sí misma de que esa gente no le importa nada al gobierno de Mauricio Macri y demuestra, también, que la gestión de esta insignificante funcionaria porteña llamada María Eugenia Vidal ha sido un evidente FRACASO.

Por eso, con suma coherencia, Macri nombra como candidata a vicejefa a otra persona, que –como él- también tiene un largo prontuario de fracasos. Seguramente la ha elegido para que no le haga sombra.

Mi costado intelectual, latinista, al ver tanto desatino hubiera escrito “Asinus asinum fricat”.

Mi costado militante, visceral, indignado y sublevado ante tanta inoperancia, ante tanta desidia y entre tanta indignidad escribe: “Es lógico que un asno quiera frotarse con otro asno”. Es lógico que Mauricio Macri, que no tiene otra vara para premiar ni castigar más que su propia subjetividad haya querido premiar a María Eugenia Vidal con el premio mayor al fracaso: la vicejefatura de un gobierno macrista.

Cantidad de Caracteres 6688

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Centros de salud
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados