Centros de salud

Titularizan a docentes interinos de enseñanza terciaria

27 de mayo de 2013

Titularizan DocentesLa ley alcanza a quienes tengan al menos un año de antigüedad en sus funciones. Además se aprobaron cambios en la nomenclatura de algunas escuelas estatales.

 

Docentes terciarios interinos que se desempeñan desde hace al menos un año atrás en establecimientos de enseñanza superior de la Ciudad de Buenos Aires fueron confirmados este mediodía como titulares, mediante la sanción de una ley.

 

La norma posibilita la confirmación en carácter de titulares a los docentes que hayan accedido en carácter de interinos a todas las Instituciones de Nivel Superior, entre las que se encuentran Escuelas Normales Superiores, Institutos de Educación Superior, Escuela Superior de Enfermería, Instituto de Tiempo Libre y Recreación, Instituto Superior de Deportes, Instituto Superior del Profesorado de Educación Especial, Institutos Superiores del Profesorado, Institutos Superiores de Educación Física, Institutos de Formación Técnica Superior (ex Centros Educativos de Nivel Terciario: CENT) y Tecnicaturas o Carreras de Nivel Terciario dependientes de la Dirección de Formación Docente y de la Dirección de Formación Técnica Superior del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Además, establece que serán confirmados de acuerdo a horas cátedra correspondientes y los cargos ocupados, entre ellos: Secretario, Prosecretario, Asesor Pedagógico, Profesor,  Profesor de Enfermería, Jefe de Trabajos Prácticos, Jefe de Laboratorio, Jefe de Biblioteca, Bibliotecario, Jefe de Bedeles, Bedel, Jefe de Preceptores, Preceptor, Visitador Social, Ayudante de Clases Prácticas, Ayudante de Trabajos Prácticos, Profesor Asistente de Trabajos Prácticos, Asistente de Trabajos Prácticos, de acuerdo con las condiciones que establece.

 

Para ser confirmados como titulares, los docentes deberán poseer título de nivel superior terciario o universitario y contar con una antigüedad de 1 año -al momento de promulgación de la ley- en el nivel superior, en la asignatura y/o cargo a titularizar de las instituciones dependientes de la Dirección de Formación Docente y de la Dirección de Formación Profesional del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; haber accedido a las horas y/o cargo mediante selección de antecedentes y/o concurso de títulos y antecedentes para la cobertura de horas cátedra y/o cargos interinas/os según lo establecido por las respectivas normas vigentes correspondientes a las Instituciones de Nivel Terciario; no estar comprendido dentro de las causales de inhabilitación para desempeñar cargos públicos, conforme el art. 6&o rdm;, inc. c) y reglamentación del Estatuto del Docente. En el caso de los bedeles, preceptores y ayudantes, se requerirá  título docente, habilitante o supletorio y contar con 1 año de antigüedad en el cargo a titularizar.

 

“Quienes son docentes interinos en un prolongado período, se ven privados de hacer uso de los derechos que el Estatuto del Docente establece para los titulares”, destacan los fundamentos de la iniciativa.

 

La ley se sancionó a partir de un expediente de la Diputada García Tuñón, y agregado de las Diputadas María Elena Naddeo (FPyP), Laura García Tuñon (BpT), Virginia González Gass (PSur), Victoria Morales Gorleri (PRO) y el Diputado Francisco Tito Nenna (FpV). La votación resultó de 43 votos a favor, 2 en contra y 5 abstenciones. Quienes se abstuvieron coincidieron en que se deben aplicar los concursos contemplados en el Estatuto del Docente.

 

Nomenclatura escolar

 

Se aprobó el proyecto de la Diputada Delia Bisutti (NE), quien propició imponer el nombre de Juana Azurduy a la Escuela de Educación Primaria Nº 22 del Distrito Escolar 19. La legisladora fue también quien impulsó nombrar “Patria Grande” a la Escuela N°2 del D.E. 13 “Isabel la Católica”, del barrio de Mataderos. En el mismo sentido se aprobó el cambio de nombre de la Escuela Nº 9 D.E. 4 “Pedro de Mendoza” por el de “Benito Quinquela Martín”, una propuesta de los Diputados Martín Borrelli (MC), Victoria Morales Gorleri, Lidia Saya (PRO) y Francisco Nenna (FpV) que contó con la presencia en el Recinto de miembros del establecimiento que funciona en el barrio de La Boca.

 

Luego de un proceso electoral que se propuso en 2011 para elegir el nuevo nombre de la Escuela Nº 22, surgió el de Juana Azurduy, quien fue una patriota del Alto Perú -hoy Bolivia- y luchó mientras estallaba y se expandía la rebelión de Túpac Amaru. Tras la muerte de su esposo, el comandante Manuel Asencio Padilla, asumió la comandancia de las guerrillas que conformaron la luego denominada Republiqueta de La Laguna, que estaba contra la conquista de los españoles, por lo que es honrada su memoria en la Argentina y en Bolivia. Juana Azurduy fue una estrecha colaboradora de Güemes y por su coraje fue investida con el grado de teniente coronel y uso de uniforme, según un decreto firmado por el Director Supremo Pueyrredón el 13 de agosto de 1816 y que hizo efectivo el general Manuel Belgrano al entregarle el sable correspondiente. Participó de diversas batallas y falleció en la pobreza.

 

El 1º de marzo de 2004 se inauguró la Escuela que actualmente dispone de 9 aulas, un laboratorio, un salón de usos múltiples (SUM), una dirección, una vice dirección, un espacio para informática y un comedor. Tiene una matrícula actual de 417 alumnos en los dos turnos con una demanda de vacantes continua.

 

En cuanto a la Escuela de Mataderos, se aprobó el cambio de nombre a “Patria Grande”, propuesto también por Bisutti con el agregado del Jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Los fundamentos se basaron en que la propia comunidad educativa sostuvo que el nombre “Isabel la Católica” ya no resultaba representativo para una institución pública y educativa porque durante su reinado estableció la sangrienta Santa Inquisición dentro de un plan de unificación del reinado hispánico bajo la insignia católica, la cual implicó persecuciones a diferentes creencias y asesinatos. También en su mandato se produjo la conquista de América, uno de los hechos más sangrientos que ha vivido nuestro continente.

 

Además, “considera que el nombre que lleve cualquier institución publica debe reflejar los valores que los ciudadanos afirmen y defiendan, y a su vez que refleje la historia de la que ellos son y han sido parte. Por lo tanto, luego de una votación colectiva, llegaron a la conclusión de que “Patria grande” es un concepto que se refiere a una pertenencia común de los países de Latinoamérica y  que forma parte de un imaginario colectivo de una unidad política que además refleje la historia en común de la cual emergemos. “Todos los países latinoamericanos atravesamos la historia de una manera similar confluyendo en naciones nuevas, diversas y particulares pero que a su vez acarrean en las entrañas de su pasado una historia en común. “Patria Grande” también refiere al gran sueño de los libertadores en la Guerra de Independencia hispanoamericana, especialmente Simón Bolívar y José de San Martín”, sostuvo la Diputada Bisutti (NE).

 

En tanto, la iniciativa que  planteó el cambio de nombre “Pedro de Mendoza” argumentó que “este cambio de denominación de la escuela no pretende significar demérito alguno sobre la figura de Pedro de Mendoza, sino que plantea un reconocimiento a uno de los pintores más importantes de nuestro país”. La Escuela se encuentra en la avenida del mismo nombre a la altura del Nº 1835. En dicho edificio se encuentra ubicado también el Museo de Bellas Artes de la Boca y el Complejo Cultural Benito Quinquela Martín. Fue inaugurada el 19 de julio de 1936 en los terrenos donados por Quinquela Martín al Consejo Nacional de Educación, con el cargo de construir una escuela primaria.

 

Carlos Oviedo

Especial para Revista “Mi Barrio”  y www.revistamibarrio.com.ar

 

Cantidad de Caracteres   7795

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Centros de salud
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados