Nuevas escuelas

Las mentiras de Macri en el presupuesto para el Saneamiento del Riachuelo

28 de mayo de 2013

3961507w-640x640x80BASURA-habitual-matanza-riachuelo-efluentes-industriales_CLAIMA20100709_0070_8riachueloPor Rocío Sanchez Andía (Legisladora Coalición Cívica)

Exclusivo para Revista “Mi Barrio” y www.revistamibarrio.com.ar

Como consecuencia del Fallo «Mendoza Beatriz y otros», la Corte Suprema de Justicia de la Nación impuso al Gobierno de la Ciudad la obligación de ejecutar políticas para sanear el Riachuelo y la recuperación integral de la cuenca. En ese marco, el Gobierno de la Ciudad informa en la Ley de Presupuesto que durante el ejercicio 2013 el GCBA destinará $599.229.890 a obras e inversiones destinadas a cumplir con la orden judicial, partidas que se distribuyen entre los ministerio de Desarrollo Urbano, Salud, Ecuación, Desarrollo Económico y el IVC.

Al analizar cuáles son las obras y programas imputados por el Gobierno de la Ciudad al saneamiento y recuperación de la cuenca, surge claramente que se han incluido muchas partidas que no guardan ninguna relación directa con el saneamiento del Riachuelo, más que su eventual ejecución en la misma comuna, e inclusive algunas de ellas son previas a la implementación de Programa Integral de Saneamiento de la cuenca coordinado por la ACUMAR.

El Gobierno de la Ciudad disfraza el presupuesto incorporando $337.325.848 al saneamiento y recuperación de la cuenca del Riachuelo que no corresponden a dicha actividad:

-$85.000.000 en obras de infraestructura escolar, que debían realizarse independientemente de la contaminación de la cuenca.

-$5.000.000 destinados al Cesac Nº 16, que también es independiente de la situación ambiental de la cuenca.

-$115.317.848 en obras de construcción de viviendas que no se encuentran destinadas a ninguna de las personas que habitan en la orilla del Riachuelo (camino de sirga) y que deben ser relocalizadas.

-$132.008.000 destinadas a la construcción del Centro Cívico (Nuevo Distrito Gubernamental), cuya vinculación con la situación de la cuenca es inexistente.

Es decir que del total de los fondos que el GCBA afirma que destinará al cumplimiento del fallo de la Corte para sanear y recuperar la cuenca, el 56% se destinará a obras que no se relacionan con ello, y sólo el 44% ($261.904.042) se destina a la recuperación de la cuenca, tal cual se detalla en el gráfico a continuación:

El área coloreada en azul se refiere al presupuesto que efectivamente se destina a obras relacionadas con el saneamiento y recuperación de la cuenca. El área en el tono del naranja se refiere a las partidas que son ajenas a dicha actividad, pero que fueron incluidas por el GCBA como tales.

Es decir que el GCBA destinará realmente a ACUMAR $261.904.042 en obras durante el 2013. Un 56% menos de lo que dice el PRO. Las inversiones que efectivamente se refieren a la recuperación de la cuenca son:

-$12.700.000 al Programa de Riesgo Hídrico y Programa de Desarrollo de la red pluvial, dependientes de Desarrollo Urbano.

-$14.443.973 destinados a la revitalización del espacio público (mayormente camino de sirga), también a cargo de Desarrollo Urbano.

-$18.223.818 en villas y núcleos habitacionales transitorios a ejecutar por la UGIS.

-$216.708.057 destinados a la construcción de viviendas para la relocalización de las familias que hoy viven en la orilla del Riachuelo (camino de sirga) a ejecutar por el IVC.

 

Pero es preciso destacar que de esos $261.904.042 que efectivamente se destinarían a la cuenca, sólo el 19% son recursos cuyo origen es el tesoro de la ciudad, puesto que el 81% restante corresponde a fondos provenientes del Estado Nacional con asignación específica.

Es decir, del dinero que se destinará al saneamiento y recuperación de la cuenca, sólo el 19% proviene de recursos propios de la Ciudad que la gestión Macri decidió asignar a ello, puesto que el dinero restante que proviene de la jurisdicción nacional tiene una afectación específica que no puede ser modificada.

 

Conclusión

El GCBA intenta disfrazar mediante una práctica presupuestaria falaz la ausencia de políticas públicas para el saneamiento y recuperación integral de la cuenca Matanza-Riachuelo.

Sabemos que del total consignado con ese fin sólo el 44% se destina efectivamente a obras destinadas a recuperar la cuenca, y el restante 56% no es más que un agregado con el fin de engañar a quienes observen la ley de presupuesto y así «hacer como que hacen».

Asimismo, de ese magro 44%, que representan los $261.904.042, sólo el 19% de ese dinero son recursos respecto a los cuales el Gobierno de la Ciudad puede disponer discrecionalmente -elegir si los destina o no a esta actividad-, puesto que los restantes son de asignación específica. Es decir, al decidir cuántos recursos asignar, el gobierno de Mauricio Macri decidió que el saneamiento y recuperación de la cuenca merece solamente

$49.761.767 de los recursos que dispone la Ciudad.

La pobre implementación de políticas destinadas a ese fin son evidentes, y no pueden ser escondidas mediante maniobras de ocultamiento. La inversión en el saneamiento y la recuperación de la cuenca es preocupantemente baja, y eso no puede esconderse mediante artilugios presupuestarios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres   5018

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Nuevas escuelas
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados