Centros de salud

Argentinos Homenajearon a Belgrano en Génova

26 de agosto de 2013

Corcega_Cerdeña_y_Malta_196El 18 de junio del presente año, de paso por Génova, diecinueve  argentinos homenajearon a Manuel Belgrano frente a  su monumento en la  tierra Lígure de sus ancestros. ¡ qué emoción sentimos¡ .  Quien esto suscribe, tuvo el honor de hablar recordando al ilustre prócer. Muchos compatriotas se sorprendieron al ver la importante estatua ecuestre entronizada en la Plaza Tommaseo ubicada al final de la Via del Corso Buenos Aires, continuación de la Via XX de Septiembre.

Es oportuno recordar que dicho monumento fue inaugurado el 12 octubre de 1927. Asistieron en esa oportunidad la tripulación de  la Fragata “Sarmiento” que estaba cumpliendo el vigésimo séptimo viaje, al mando del comandante Capitán de Fragata Honorio Acevedo. Lo acompañaban el Crucero “Belgrano”a las órdenes del Almirante Galíndez,  sumándose otros buques de la división naval italiana que habían llegado especialmente a Génova para asistir a la inauguración.

Días previos, ambas naves fueron homenajeadas por las autoridades locales. La Municipalidad de Génova obsequió el 9 de octubre un espectáculo gratuito  en el Teatro Lido Albaro y a la noche en el Politeama Genovese, se dio una representación en honor de los oficiales.

Las autoridades navales argentinas expresaron su gratitud por los muchos agasajos a los oficiales y marineros. Las dotaciones de la “Sarmiento” y del “Belgrano” dieron una nota alegre en la vida diaria de la ciudad, habiendo sido objeto de demostraciones de simpatía en todos los lugares que frecuentaban.

El acto de inauguración del monumento fue una animada  fiesta de camaradería.  Las calles de la ciudad estaban “empavesadas” con banderas argentinas e italianas. Un enviado especial de “La Nación” describió la ceremonia de inauguración:  “El trayecto desde la Estación Príncipe hasta la Plaza  Tommaseo fue ocupado por un doble cordón de soldados de infantería. La Plaza de Ferrari, Vía XX di Setiembre y el Corso Buenos Aires, que es su continuación, desde mucho tiempo antes de la hora fijada para la ceremonia estaba lleno de gente. Esas dos calles presentaban un aspecto hermosísimo. La luz, las banderas, los adornos en los balcones, las guirnaldas suspendidas de la pared, el murmullo de la multitud compacta y entusiasta, la alegría, les daban una animación y  un colorido como aquí   nos dicen algunos viejos genoveses, se ha visto pocas veces
Corcega_Cerdeña_y_Malta_195 - copia
En el centro de la plaza, las tribunas dispuestas en círculo eran pequeñas para contener a los 3000 invitados, comisiones organizadoras y autoridades.  Frente a la tribuna real se ubicaron los cadetes de la Fragata Sarmiento y las del Crucero Belgrano. Le seguía una compañía del acorazado “Duillo” de bandera italiana. El abanderado argentino  y el italiano venían a quedar uno enfrente al otro. En medio de “delirantes manifestaciones” se anunció la llegada  del Rey Victor Manuel III, quien fue que corrió las cortinas que cubrían el monumento, acompañado por clarines  a cuyos estridentes sonidos se unieron la salva de los cañones y sirenas de los buques anclados en el puerto. Después de la bendición del cardenal Minoretti,  mil voces de niñas de las escuelas municipales, con sus vestidos blancos, ubicadas en las gradas,  entonaron el Himno Nacional Argentino vocalizando con perfección la canción patriótica.  “Nada impresionó tanto como esa canción, nada penetró tan hondamente en los corazones…junto a las últimas notas un “hurra” vibrante para la Argentina salió de todos los pechos…fue una emoción indescriptible…mientras  las niñas agitaban por encima de sus cabecitas, los colores de la bandera argentina”. El Ingeniero Luigi Luiggi y Santiago Pinasco hablaron en nombre  de las comisiones italianas y argentinas  respectivamente. Siguieron otros discursos. Por último  el Dr. Ángel Gallardo, Ministro de Relaciones Exteriores Argentino, dio lectura al suyo.

“A las puestas del sol, se verificó en las naves de guerra italianas y argentinas, ancladas en el puerto de Génova,  un homenaje a las banderas de ambos países. Los buques argentinos izaron al tope banderas italianas y los barcos italianos  izaron al tope banderas argentinas.  En el acto de izarlas, estaban formadas sobre la cubierta las tripulaciones respectivas. Las baterías hicieron salvas y entre los comandantes de cada unidad se cambiaron mensajes de congratulación”.

Asimismo se acuñó una medalla conmemorativa en bronce realizada en el establecimiento Gori y Zuchi de Arezzo con la leyenda en el anverso “Manuel Belgrano- Genova, MCMXXVII”  y en reverso: “Gen. M.Belgrano-Símbolo della fratellanza fra i popoli Argentino e Italiano”

¡Qué emotivos y hermosos momentos vividos por la tripulación de  la Fragata “Sarmiento”, del Crucero “Belgrano”,  también para la Argentina e Italia¡. Mirando a la distancia,  quizás hoy sería irrepetible o imposible  vivir este acto de confraternidad con la presencia de las naves patrias. Por lo pronto el Monumento a Belgrano sigue estando en ese lugar, a pesar de los 86 años transcurridos

Como dato ilustrativo, la Fragata Sarmiento en su  vigésimo séptimo viaje de instrucción y  como embajadora de la patria, zarpó el 29 de mayo de 1927 y regresó a puerto el 21 de enero de 1928. Navegó 24.150 millas. El itinerario de los puertos fueron: Buenos Aires, Capetown, Lorenzo Márquez, Nossi Bé, Bombay, Aden, Jaffa, Alejandría, Pireo, Palermo, Nápoles, Civitaveccheia, Génova, Marsella, Barcelona, Valencia, Cartagena, Madeira, San Juan de Puerto Rico, Santo Domingo, La Guayra, Trinidad, Bahia, Rada de La Plata, y Buenos Aires.

Más sobre Manuel Belgrano:

En 1923, se fundó la Biblioteca General Manuel Belgrano en la Universidad de Génova donada por el gobierno argentino. Destruida durante la Segunda Guerra Mundial, en noviembre de 1984,  fue recreada. En esa oportunidad el Instituto Nacional

Belgraniano obsequió un busto del prócer  que se ubicó en la Sala Meridiana de dicha Alta Casa de Estudios, obra de nuestro querido amigo y vecino de Buenos Aires, Juan Carlos Ferraro

La importante Biblioteca Berio, ahora con nuevo edificio, tiene importante documentación sobre Manuel Belgrano. Fue consultada en otro viaje a Génova,  por quien esto suscribe.

La Región de la  Liguria, al norte de Italia,  está conformada por cuatro provincias: Imperia, Savona, Génova y La Spezzia.

El padre de Manuel Belgrano, Domingo Belgrano y Peri,  había nacido en la Costa D’Oneglia, Provincia de Imperia. Manuel es considerado como  su “hijo dilecto” en  la región.

En un lugar céntrico de la Ciudad de Imperia fue colocado en 1982,  un busto obsequiado por el Gobierno Argentino al Gobierno de la República de Italia,  obra del escultor Arístides Boledi. Posteriormente, en 1987, se ubicó otro busto del prócer, obra del escultor de Imperia, Armando Fontana y se bautizó con el nombre de Manuel Belgrano a una de sus calles principales que desembocan en el puerto. Además, Manuel Belgrano cuenta con un lugar destacado entre los frescos de los imperienses ilustres en la Sala del Consejo Municipal.

Otro dato que suma a esta historia. El monumento ecuestre que está en Génova, relatado al comienzo de esta nota,  fue restaurado y reubicado en la misma plaza Tommaseo al cumplirse el cincuentenario del mismo. Su autor fue obra del escultor florentino Arnaldo Zocchi, con los bronces de los cañones capturados por los patriotas en las guerras contra los realistas españoles entre los años 1812-1815. El basamento fue construido con granito rojo de los Andes. Como colofón, Zocchi fue el mismo escultor del Monumento a Colón que lucía  detrás de la Casa de Gobierno.

Susana Haydee Boragno

[email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres 7645

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Centros de salud
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados