Centros de salud

El cielo se llenó de colores ante una multitud asombrada

26 de enero de 2015

25 01   Postal-Fuego-inolvidable-juano-tesone_CLAIMA20150125_0039_27El ritmo y la pasión del dos por cuatro, literalmente, anoche estallaron en el cielo de La Boca en una danza de misiles de colores. Fuentes oficiales estimaban que más de 200 mil personas siguieron el espectáculo desde la orilla, que además se convirtió en una gran pista de baile al aire libre, en una noche mágica. Sorprendente, asombroso e impresionante. Así fue anoche el show pirotécnico que el artista chino Cai Guio-Qiang ofreció en el Riachuelo, “La vida es una milonga. Tango en fuegos artificiales para Argentina”, organizado por el Gobierno porteño y la Fundación Proa.

Llegar fue complicado por la cantidad de gente que se acercaba a La Boca. Todavía no había caído el sol y la Ribera estaba llena. Los que fueron temprano aprovecharon las mesitas de la calle de los bares de la zona para disfrutar del show con servicio completo.

Cristina, de Villa del Parque, esperaba a su hermana que venía desde Don Torcuato. “Nos gusta ver bailar tango, y además nuestros abuelos eran de La Boca. Hace mucho que no venía para este lado y no nos queríamos perder de ver esto que parece que va a ser un acontecimiento muy especial”, contaba.Por allí también esperaban Graciela y José. “Nos gusta el tango y lo bailamos en una milonga de Lanús Este. Lástima que no traje los zapatos”, se lamentaba él señalando sus ojotas cuando se enteró de que parte de la propuesta del artista era que la gente bailara en la calle. En la terraza la Fundación Proa había un sector de invitados en el que se mezclaban personajes de todos los ámbitos, desde Graciela Fernández Meijide hasta las actrices Cristina Banegas o Soledad Villamil. Frente al edificio, la orquesta que acompañó el show.

Cai definió su presentación como una obra de arte efímera. Contó que cuando vio Vuelta de Rocha desde la terraza de Proa pensó en lo que habrían sentido los inmigrantes al llegar, y buscó plasmar esa historia con los fuegos artificiales. Las luces azules y blancas representan a los bailarines; las plateadas y doradas al fuelle del bandoneón. Minutos después de las 21 La Cumparsita marcó el inicio. Los fuegos explotaron en el aire y el cielo se cubrió de una enorme nube de humo negro y olor a pólvora que dejó una sensación fantasmal sobre La Boca. Siguió Felicia, con el recuerdo de los primeros tiempos del tango y las películas blanco y negro con fuegos monocromáticos.

La música en vivo fue el hilo conductor a través de la historia del tango y del país desde fines del siglo XIX hasta la actualidad. Y como en las milongas, hubo tandas de cuatro temas. Cada segmento se concentró en un período: 1890-1943, de 1943 a 1955, del 55 al 83 y desde 1983 hasta hoy. Desde su computadora y mediante conexiones inalámbricas, Cai encendió 43.810 explosivos que estaban dentro de tubos de acero en unas enormes plataformas ubicadas en el río. Los fuegos artificiales más potentes llegaron a alcanzar hasta 120 metros de altura y lograron la ilusión de un bandoneón de 180 por 60 metros.“Con este evento Buenos Aires se convierte en una de las cinco ciudades culturales del mundo, construimos una tradición de espectáculos de excelencia gratuitos y masivos”, celebró Hernán Lombardi, ministro de Cultura porteño.

Los efectos pirotécnicos fueron intermitentes y acompañaron al primer y el cuarto tema de cada tanda. Mientras una orquesta ejecutaba tangos en vivo desde la Vuelta de Rocha, el artista invitó a la gente a bailar durante el segundo y el tercer tema de cada tanda, aunque había poco lugar para moverse. Y entre segmento y segmento, dialogó con el público. Siempre acompañado de una traductora porque Cai hablaba en chino mandarín.
Después de casi 80 minutos, el tango “Volver al sur” le puso clima al final. Finalmente, el cielo dejó de arder y el público se fue con la sensación de haber sido testigo de un acontecimiento artístico único e irrepetible

Luis Alberto Serres
Fuente www.clarin.com

Cantidad de Caracteres 3930

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Centros de salud
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados