Coronavirus (Covid-19)

Harán fotomultas a los autos que entren sin permiso al Microcentro

27 de enero de 2015

27 01 fotomultas-autos-entren-permiso-Microcentro_IECIMA20150127_0008_7Aumentan los controles en la City. Serán de $ 960 y las detectarán con 19 cámaras colocadas en la zona entre Carlos Pellegrini Rivadavia, Leandro Alem y Rivadavia. De lunes a viernes, no se puede circular de 11 a 16.

 

La política de desaliento del uso del auto particular en el Microcentro suma una nueva herramienta. El Gobierno porteño colocará 19 cámaras para hacerles fotomultas a los vehículos que ingresen sin autorización al área restringida del Microcentro. Las multas a los infractores llegarán a $ 960.

 

Así lo confirmaron en la Subsecretaría de Tránsito y Transporte. Desde marzo de 2012, los vehículos particulares no pueden ingresar de lunes a viernes de 11 a 16 en el área limitada por Córdoba, Leandro N. Alem, Avenida de Mayo y Carlos Pellegrini. Gracias a esta medida, en el Gobierno aseguran que bajó un 70% la cantidad de autos circulantes.

 

El control de tránsito lo hacen 80 agentes, que en diferentes turnos se ubican en el perímetro. Ahora sumarán tecnología: la Ciudad lanzó la licitación para instalar 19 cámaras, que comenzarán a operar a mediados de año. Según Tránsito y Transporte, con este implemento tecnológico podrán bajar a la mitad la cantidad de agentes destinados a estos controles, y reasignarlos a otros lugares de la Ciudad.

 

Estas cámaras tienen una tecnología que les permite tomar con claridad la imagen de la patente del auto con un sistema de reconocimiento digital de caracteres. Luego, esa información se conectará a una base de datos donde estarán registrados los números de chapa de los vehículos que sí tienen autorización para ingresar. En caso de que el auto no esté en el listado de los permitidos, su titular recibirá una multa de $ 960. La sanción económica está estipulada en 150 Unidades Fijas, que están determinadas por el valor de medio litro de nafta premium según las estaciones de servicio del ACA. Hoy, la UF está en $ 6,40, pero a mediados de año podría cambiar su valor, con la actualización automática que se hace semestralmente.

 

Los únicos vehículos que tienen autorización para ingresar a la zona controlada son las ambulancias, los taxis, los vehículos de Policía o Bomberos y Bomberos, grúas de auxilio mecánico, coches fúnebres y los blindados que se usan en los bancos. Pero además pueden ingresar aquellos vehículos que vayan a ser estacionados en una cochera fija, para lo cual su dueño debe tramitar un permiso especial que se renueva anualmente. El año pasado la Ciudad entregó 5.296 de estos permisos, que se deben colocar en el parabrisas. Cuesta $ 260.

 

Estos controles se sumarán a la batería de medidas que la administración macrista viene tomando para ordenar el tránsito en el centro a través de desalentar el uso de los autos particulares. El gran cambio comenzó a verse a partir de fines de 2012, cuando la Ciudad arrancó con su plan de peatonalización de cuadras del Centro, por el cual se nivelaron las calzadas con las veredas, se construyeron ciclovías, mejoraron la iluminación y el mobiliario urbano y redujeron la velocidad de circulación.

 

En una primera etapa se modificaron 33 cuadras de Marcelo T. de Alvear, 25 de Mayo, San Martín, Bartolomé Mitre, Sarmiento, el pasaje Ricardo Rojas y Reconquista. La segunda etapa, iniciada a fines de 2013, abarcó cuadras de Maipú, Perón, Suipacha, San Martín y Esmeralda. En total, son 76 cuadras que se suman a las ya existentes en las peatonales Lavalle y Florida.

 

Este plan fue posible en gran parte gracias a la creación del Metrobus de la 9 de Julio, que sirvió para trasladar allí a los colectivos que antes usaban calles como Maipú o Esmeralda y que quedaron liberadas para la peatonalización.

Los cambios en el centro no sólo sirvieron para reordenar el tránsito sino que cambiaron la fisonomía y la vida cotidiana en la zona. Cada vez más bares aprovechan para poner mesas en las veredas, que especialmente ahora que el clima invita a relajarse al aire libre, es utilizado por los oficinistas.

También hubo cuestiones económicas que contribuyeron a reducir la cantidad de autos en el centro. El encarecimiento de las cocheras, que ya están cobrando $ 40 la hora, hizo que muchos piensen dos veces antes de ir con su auto al Microcentro. Esos estacionamientos también subieron de precio porque la Legislatura sancionó en octubre una ley por la cual prohibió que se cobrara la fracción de media hora, con lo cual el mínimo a pagar es una hora y luego fracciones cada cinco minutos.

 

Además, en las pocas cuadras donde aún quedan parquímetros la hora se paga $ 3, y se espera que en los próximos meses se vaya a $ 4, tal como confirmó el Gobierno porteño. Otras decisiones también fueron a favor del transporte público y en contra del auto. Concretamente, la creación de la terminal para combis en 9 de Julio entre Sarmiento y Perón, donde antes funcionaba una playa de estacionamiento subterránea. Esto mismo se está realizando en el garaje que quedaba justo frente al Luna Park, sobre Madero entre Trinidad Guevara y Victoria Ocampo, que también será convertido en un espacio para las combis que hoy operan en los alrededores del Correo.

 

Pablo Novillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres  5165

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Coronavirus (Covid-19)
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales
Convocatoria a audiencia pública
Convocatoria a audiencia pública

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados