Enfermedades Transmitidas por Mosquitos (ETM)

Revista mi Barrio

Periódico barrial de Villa Real y Versalles, barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

LA ENFERMERÍA

octubre 29, 2015

LA ENFERMERÍAPor mi buena conducta me destinaron a una celda individual, me prestaron una vieja computadora, papeles a granel y me acortaron la pena. Lejos quedaron, la Polaca y Fierro Podrido. El médico de la unidad me había tomado cariño. Algo más también, mucho más. Si podía estiraba la mano. La mujer no había tenido hijos. Cuando me lo propuso, casi lo esperaba, eran unos buenos mangos. El muy guacho me llamaba a la enfermería siempre a la madrugada, así se ponía menos en evidencia. El Comisario General le tenía miedo, el doctor tenía influencias de las pesadas.  Todos hacían la vista gorda. Me pedía que escribiera para él cuentos eróticos. Lo complacía, era mi conveniencia pero, él no sabía que encontraba consuelo dejando en el papel todas las sensaciones de mi embarazo. Escondía las hojas en un agujero del baño.

 

No me lo dejaron ver. Fue un varón, me dijeron que el médico y la mujer se habían ido a Italia. Lloré, sufrí, mi corazón se transformó en una piedra. Al quedar en libertad, dos años después, me hice puta. Nada me importaba. Maté al que pudo ser el padre de mis hijos. Me robaron al único que tuve en mis entrañas.

 

El libro  que  sale mañana  será mi triunfo y mi castigo. En sus hojas estará para siempre  lo que nunca tendrá retorno.

Rosa de la Fuente

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres  1608

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *