Centros de salud

Comunas: descentralización plena, ¿será esta vez?

23 de marzo de 2016

Comunas descentralización plenaHoracio Rodríguez Larreta debe continuar en su gestión con parte de la “herencia” que le dejó Mauricio Macri: dotar de mayor autonomía a las 15 comunas porteñas, que en la última elección renovaron sus juntistas por primera vez en su corta historia.

 

Así como la Ciudad trabaja con la Nación para recibir algunas competencias que le son propias de una jurisdicción autónoma (como la Policía y parte de la Justicia), la intención del Gobierno porteño es descentralizar tareas hacia las juntas comunales.

 

“Acercar el gobierno al vecino” es el lema que se repite en los despachos macristas, cuando ya las comunas tienen, por ley, sus propias competencias exclusivas: arbolado, bacheo menor, cuidado de plazas y arreglo de veredas. En la oposición, en cambio, no retacean las críticas por la demora con que la Ciudad cumple la Ley 1.777, la falta de infraestructura y, principalmente, el uso del presupuesto.

 

Con Larreta en la Jefatura del Gobierno, quedó a cargo de la Secretaría de Gestión Comunal y Atención Ciudadana Sergio Costantino, quien secundara, durante los últimos años, a Eduardo Macchiavelli, hoy ministro de Ambiente y Espacio Público.

 

No solamente cambió el nombre del titular, sino que la cartera de Constantino también tuvo modificaciones en el organigrama del nuevo Gobierno porteño: dejó de depender del Ministerio de Ambiente y pasó a estar debajo de la Jefatura de Gabinete, es decir, en línea directa con Felipe Miguel.

 

Según pudo saber  de fuentes del Pro, el plan de descentralización ocurrirá de manera “paulatina” y demoraría los cuatro años de la gestión larretista: en ese tiempo, las comunas deberían poder manejar su propio presupuesto y hasta encarar obras públicas por su cuenta. El encargado de llevarlo a cabo será Constantino, el actual nexo entre la Ciudad y los juntistas de las 15 comunas, aunque la relación es en primera instancia con los presidentes, que hoy son todos macristas.

 

Apenas asumió en su nuevo puesto, Constantino trazó en algunas declaraciones periodísticas su proyecto para las comunas. “Se está trabajando para que puedan tener mayor presupuesto. La premisa que tenemos como gobierno es que el vecino esté contento y podamos cumplir con los reclamos”, expresó.
El plan de Larreta tuvo eco en las comunas y hasta en la Legislatura porteña, principalmente en la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana. “Estamos en la senda de la descentralización. Las comunas han crecido bastante en los últimos años y la idea es que lleguen a administrarse y gestionarse de manera autónoma”, afirmó el diputado de Pro Roberto Quattromano, vocal en la comisión que conduce la kirchnerista Paula Penacca.

 

Justamente, Penacca planteó algunas críticas al manejo que hace la Ciudad sobre las comunas. “Hace ya dos años que venimos planteando que las comunas tienen que funcionar en su plenitud, pero el Pro no implementa las medidas sino que hasta pone palos en la rueda”, se quejó.

Más escéptico con el plan oficial se mostró Rodrigo Guevara, comunero de la 15 por ECO: “Para ellos la descentralización es cortar y podar árboles, hacer veredas y nada más. La ley de comunas dice que el trabajo tiene que ser más profundo, que haya más participación ciudadana, pero por ahora todo sigue igual”.

 

“Falta un real tratamiento sobre la descentralización”, planteó Facundo Roma, comunero de la 8 por el Frente para la Victoria.

 

El presupuesto comunal
El punto principal en la discusión por la descentralización está en el manejo del presupuesto. Mientras las partidas de dinero se deciden hoy en Parque Patricios, desde la oposición exigen que las comunas puedan definir ellas mismas en qué se gastan sus recursos dentro de los límites barriales.

 

El primer paso hacia la transferencia del presupuesto, que quiere llevar a cabo Constantino, es sumar recursos humanos. “Las Juntas van a comenzar a manejar muchísimo dinero en contratos y van a necesitar abogados, técnicos, cargadores de SAP”, adelantó semanas atrás el funcionario porteño en diálogo con la revista Qué.

 

Según el presupuesto que votó la Legislatura el año pasado, la Secretaría de Atención Ciudadana cuenta para todo 2016 con 1.774.612.575 pesos. Esos fondos se destinarían a los gastos de personal y al cumplimiento de las competencias exclusivas de cada comuna.

 

Hay que tener en cuenta que de los siete miembros que tiene la comuna, el presidente gana un 10 por ciento más que el resto de los comuneros, que cobran en mano unos 26 mil pesos, según confió un comunero de la oposición. A su vez, dependiendo de cada comuna, la plantilla de empleados administrativos y de cuadrilla puede variar entre 50 y 100 personas.

 

Un comunero de Pro que prefirió el anonimato aseguró que “el presupuesto para el mantenimiento barrial, el espacio verde, la poda y las obras en las veredas va a crecer”. Aunque hoy no está establecido formalmente cómo deben distribuirse las partidas para cada comuna, el dirigente del oficialismo apuntó que “se tienen en cuenta distintos factores de la zona, como la infraestructura, la cantidad de árboles y la cantidad de tareas que haya que hacer”.

 

En la oposición exigieron que el reparto no sea discrecional. “El presupuesto para las comunas queda centralizado en el presidente de la Junta. A los comuneros de la oposición no nos dan acceso a la información pública”, reprochó Roma, que es minoría en la comuna del sur de la Ciudad.

 

Desde la Comisión de Descentralización, la diputada Penacca dijo que impulsa un proyecto para que en las comunas haya un “presupuesto participativo”, que está fijado en la ley de comunas.

 

Obras comunales

Como paso siguiente en el plan oficial de descentralización está el otorgamiento a las comunas de la potestad de intervención en los espacios verdes, así como también su control. Las comunas podrán intimar, concientizar y aplicar multas contra quienes violen normas de uso del espacio público.

También se espera en el Gobierno porteño incluir las llamadas “obras comunales”, que serán discutidas por los propios vecinos, que a su vez integran los consejos consultivos de cada comuna. “Tendrán una cantidad de obras que dependerá de la comuna y otras que las hará el Estado con su participación para llevar el mejor proyecto”, prometió el secretario.

 

Además, se analizará cuál será el papel definitivo del presidente de la comuna, ya que hoy cuenta con otras responsabilidades que no estarían en las establecidas en la ley. “La norma dice que la comuna funciona como un órgano colegiado, pero el presidente es el responsable administrativo. Eso significa que tenemos una relación más directa con el Ejecutivo, pero de manera más administrativa”, contó un presidente comunal de Pro en off the record.

 

“Para ellos la comuna es el presidente de la comuna e invisibilizan a los demás juntistas”, se quejó el comunero Guevara, que también reclamó que la Junta tenga más atribuciones. “El mantenimiento de los espacios públicos se licitó a través del Ejecutivo, pero las comunas no participamos”, apuntó.

 

En la agenda de la oposición también está la creación de lo que sería una “Justicia comunal”, para que las comunas tengan poder de mediación. También, que haya mayores tareas de prevención en salud, un tema que en las últimas semanas preocupó a muchos vecinos por el avance del dengue.

 

Luis Alberto Serres

 

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres  7508

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Centros de salud
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados