Enfermedades Transmitidas por Mosquitos (ETM)

Revista mi Barrio

Periódico barrial de Villa Real y Versalles, barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Operativo Calor ante las altas temperaturas

enero 30, 2017

En los puestos móviles de asistencia se entrega a los vecinos agua mineral, frutas y barras de cereales. Además, se brinda atención médica primaria. Las recomendaciones a tener en cuenta.

 

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementa el “Operativo Calor” para prevenir los efectos que provocan las altas temperaturas.

 

A través del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat se instalaron puestos móviles de hidratación en la vía pública y en los lugares de alta concentración de la Ciudad.

 

Estos puestos entregan a los vecinos agua mineral, frutas y barras de cereales, y cuentan con enfermeras que realizan controles sanitarios, examinan el peso, el índice de masa corporal, la presión arterial y el nivel de glucemia.

 

Los 34 hospitales, los 45 Centros de Salud y Acción Comunitaria (CESACs) y el SAME están preparados para atender las urgencias que puedan ocasionarse producto de las altas temperaturas.

 

El operativo, enfocado principalmente en los sectores de riesgo de la población como mujeres embarazadas, bebés y adultos mayores, apunta a la prevención ante posibles golpes de calor que pueden presentarse debido a las altas temperaturas. Es importante destacar que el plan se ejecuta también en las más de 30 Estaciones Saludables y en las carpas del programa La Tercera en la Calle ubicadas en distintas plazas de la Ciudad.

 

Para evitar el golpe de calor, especialmente en los grupos de mayor riesgo, se recomienda tomar mucho líquido e ingerir alimentos livianos como frutas y verduras.

 

El golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños – que no manifiestan sus síntomas con facilidad – y los mayores de 65 años.

 

Ante las altas temperaturas, el Ministerio de Salud de la Ciudad recomienda: aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed, para mantener una hidratación adecuada; evitar exponerse al sol en exceso, principalmente entre las 11 y las 17; usar cremas de pantalla solar con factor protección o más y renovar la aplicación periódicamente; evitar bebidas alcohólicas o muy azucaradas; evitar comidas muy abundantes; ingerir verduras y frutas; reducir la actividad física; usar ropa ligera, holgada y de colores claros, anteojos oscuros y sombrero; permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

 

Una ola de calor es un fenómeno climático que se caracteriza por presentar temperaturas extremadamente cálidas. Cuando la temperatura mínima supera los 22ºC y la máxima los 32ºC durante al menos tres días consecutivos, estamos frente a este fenómeno.

 

En caso de sufrir dolor de cabeza, vértigos, náuseas, confusión, convulsiones y pérdida de conciencia, respiración y pulso débil y elevada temperatura corporal (entre 41ºC y 42ºC), hay que trasladar a la persona afectada a la sombra y hacer que mantenga la cabeza en alto, e intentar refrescarlo mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca y solicitar ayuda médica.

 

Luis Alberto Serres

 

 

Cantidad de Caracteres  3015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *