Coronavirus

Proyecto “Viviendas, Estación Buenos Aires”: Miles de familias reclaman por la reactivación de los sorteos. Ni el Estado, ni la Ciudad dan respuestas.

20 de marzo de 2020

Denuncia de Familias Afectadas

 

Por  Postararo Juan José

 

Tras las PASO, los sorteos para la adjudicación de éstos departamentos se detuvo abruptamente. Aquellas familias que habían pasado una primera etapa, tenían el crédito aprobado y estaban en condiciones de ser sorteados para recibir el inmueble quedaron varadas en un limbo de incertidumbre.

 

La situación empeoró con el correr de los meses y tras el cambio de Gobierno tocó un límite. Ya ni siquiera existe la posibilidad de hablar “cara a cara” con algún responsable, puesto que las oficinas que estaban en el predio se “mudaron” a la sede del IVC y solo atienden vía correo electrónico.

 

“Están reubicando al personal, no hay un espacio físico determinado por el momento” explican desde atención al público cuando uno se apersona y amablemente le entregan un mail a través del cual “se le dará turno para ser atendido”.

 

Son 2.400 departamentos, de uno, dos y tres ambientes, que sobresalen en terrenos del ex ferrocarril, en Parque Patricios, detrás del estadio de Huracán. Unas 18 hectáreas que además reúnen 74 locales en las plantas bajas y más de 1.000 cocheras.

 

Un proyecto denominado “Estación Buenos Aires” que arrancó a funcionar en 2019, en trabajo conjunto del Gobierno Nacional y la Ciudad de Buenos Aires, mediante del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC).

 

A través de créditos de hasta 30 años, canalizados por el Banco Ciudad, se podía acceder a unidades que oscilaban entre $ 1.680.00 y $ 3.805.000. Está previsto que contará con espacios verdes, tendrá dos escuelas iniciales, cada una de ellas con una biblioteca, aula de música, cocina, comedor y SUM.

 

Hace un año aproximadamente el por entonces presidente, Mauricio Macri, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta recorría la zona y prometía que “a través de esta propuesta estamos logrando que cada vez más familias puedan comprar su propia casa”. El mismo día que un obrero, acaso vaticinando lo que vendría, lo espetó “por favor hagan algo”; para mejorar la situación económica. “No importa el Gobierno pasado, ahora es el problema”.

 

Lo cierto es que post PASO, los sorteos para la adjudicación de éstos departamentos se detuvo abruptamente. Aquellas familias que habían pasado una primera etapa, tenían el crédito aprobado y estaban en condiciones de ser sorteados para recibir el inmueble quedaron varadas en un limbo de incertidumbre.

 

La situación empeoró con el correr de los meses y tras el cambio de Gobierno tocó un límite. Ya ni siquiera existe la posibilidad de hablar “cara a cara” con algún responsable, puesto que las oficinas que estaban en el predio se “mudaron” a la sede del IVC y solo atienden vía correo electrónico.

 

“Están reubicando al personal, no hay un espacio físico determinado por el momento” explican desde atención al público cuando uno se apersona y amablemente le entregan un mail a través del cual “se le dará turno para ser atendido”.

 

Así pasan los días, las semanas y los meses. Con una inflación que no mengua, la situación económica aun en estado vegetativo, la preocupación de los damnificados es grande. El dinero se desvaloriza, quienes tenían sus ahorros ven como el paso del tiempo juega en contra. Y, peor aún, familias enteras que esperan un techo para continuar sus vidas.

Casi como un juego perverso, la salida de Cambiemos del poder parece haber llevado acaso sus promesas a medio cumplir. Y si bien, Horacio Rodríguez Larreta, en su discurso al inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias, mencionó que “a fines de marzo más de 1.000 familias estarán mudadas a la Villa Olímpica” y que “ya se entregaron 426 de los 1.798 en la vieja Estación Buenos Aires” lo que pueda suceder a futuro es incierto.

 

Marianela, una de las integrantes que esperan por su departamento explicó que fue “convocada y confirmada por el IVC, el 3 de Octubre del 2019. Desde entonces recibo mails y llamados que confirman tipología y que este atenta porque ya se realizaran nuevos sorteos” además cuenta que “tuve que abandonar el departamento que estaba alquilando porque me venció el contrato y ahora me encuentro viviendo de prestado con familiares”.

 

En tanto, el caso de Daniela es similar “En marzo de éste año realice el último plazo fijo y al pedir turno para reenviar la documentación a fin de que el Banco Ciudad reevalúe mi situación crediticia ya no tuve respuesta. Estoy embarazada y me preocupa entrar en los próximos meses sin solución de parte de ellos” detalla angustiada.

 

Por su parte, Ariana, recuerda que “la primera entrevista fue en Julio de 2019 y desde entonces esperamos, en medio cambiamos de tipología y hacia finales de octubre recibimos tres llamados y un email confirmando que entramos en el sorteo lo cual nunca sucedió”.

 

En esta línea describe un futuro incierto y preocupante “Desde Diciembre que estamos viviendo en un lugar que nos prestaron y estamos esperando un bebé lo cual hace que estemos más preocupados aun, porque no solo esperamos su llegada dentro de dos meses si no que debemos dejar este lugar y es una total incertidumbre donde viviremos”.

 

Otro de los casos es el de Jacqueline y su marido que con mucho esfuerzo lograron constituir un plazo fijo (medida que el Banco Ciudad exige para quienes no tienen todos sus ingresos declarados) y que al terminar el pasado año “recibí un correo que me confirmaron la evaluación y llegamos a firmar la reserva de la unidad” pero desde la llegada del 2020 las noticias se esfumaron “no tengo más novedades, no pasó más nada” se lamenta.

 

La situación actual de ambos se asemeja a sus “futuros vecinos”: “Se nos venció el contrato de alquiler y no sabemos si renovar o esperar a que se resuelva esto. Por el momento iremos a compartir vivienda con familiares”.

 

Hay familias que incluso pagaron doble matricula en los colegios, una en los barrios que naturalmente Vivian y otra en los colegios adyacente a la zona del Proyecto, dado que tenían la promesa de una mudanza inmediata.  Ellos aun también esperan que alguien se haga cargo.

 

Ante esta disyuntiva y la falta de respuestas concretas y precisas, las familias que se agrupan en redes sociales bajo el hashtag #sorteoEBA, en esperas de que algún responsable pueda dar respuesta a la incertidumbre en la que conviven.

 

En otra acción conjunta unieron firmas al pie de una nota que presentaron tanto en el IVC, ante los responsables del ProCrear y el Banco Ciudad. Sólo esta última entidad esgrimió una contestación desligándose del problema.

 

En los últimos días está previsto la presentación de dos nuevas notas de reclamo, que se elevarán a los organismos que aún permanecen mudos ante las reiteradas quejas.

 

Lo que solicitan es principalmente una respuesta clara y precisa de cuál es la situación actual, es decir, cuanto es el tiempo de demora para que reactiven los sorteos y las adjudicaciones de los departamentos. Tener una fecha permite a muchos de ellos poder proyectar y organizar su situación de vivienda actual.

 

Hablamos con el Instituto de la Vivienda de la Ciudad que deslindó responsabilidades explicando, a través de su agente de prensa, que “Desde el Organismo continuamos con la comercialización de las viviendas, es decir se están entregando los créditos para que puedan acceder a esas viviendas pero el cronograma de futuros sorteos y escrituraciones lo tiene que definir el nuevo Ministerio de Vivienda”.

 

Ante la posible demora explicaron que quizás se trate de una consecuencia por el “cambio de gestión”.

Quien no respondió a los llamados de nuestro medio, fue la Ministra María Eugenia Bielsa, quien está a cargo del nuevo Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.

 

La situación, sin dudas, es desesperante. El contexto social no ayuda y la escasez de reacción por parte de quienes deben responsabilizarse ante lo que sucede, es un combo complejo de sobrellevar. Inquieta el saber qué hacer con los ahorros de sus vidas. Desespera el no ser escuchado ante un reclamo legítimo y honesto.  Angustia ver como los días pasan y la proyección de sus vidas queda aletargada, en medio de una burocracia inútil y una falta total de empatía generalizada de los actores que deben accionar los medios necesarios para poder dar alivio.

 

Ellos aún esperan. Tanto el Estado como la Ciudad de Buenos Aires permanecen inmunes, callados.  Otra triste postal de la realidad que se percibe cada una de las historias cotidianas de las familias argentinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres    8524

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Coronavirus
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales
Audiencia pública
Audiencia pública
Audiencia pública

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados