Cuidémonos del calor

Revista mi Barrio

Periódico barrial de Villa Real y Versalles, barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Una historia de hábitos saludables en las Colonias de Vacaciones

enero 30, 2024

Las colonias surgieron en el siglo XIX para que la infancia fortalezca su salud. Hoy, Comunidad Educativa Saludable brinda talleres en la Escuela de Verano.

 

En la Ciudad de Buenos Aires el primer antecedente de las colonias de verano fueron las estadías de  «los colegiales» del entonces Colegio San Ignacio (hoy Colegio Nacional de Buenos Aires). Los estudiantes concurrían durante las vacaciones junto con algunos profesores a la chacra que tenía el Colegio en «La Chacarita de los Colegiales», que en la actualidad comprende los barrios de Chacarita, Colegiales y Villa Ortúzar, donde podían disfrutar del aire libre del campo para descansar.

Las primeras colonias escolares surgieron en Suiza en 1876 con el propósito de brindarle a aquellas niñas y a los niños de la ciudad moderna afectados en su salud los beneficios del aire puro y el sol, la buena alimentación, las actividades en la naturaleza y el ejercicio físico.

 

Gracias a las mejoras en la salud y el temperamento, observadas por médicos y docentes, esta experiencia educativa y sanitaria no tardó en replicarse en todas las ciudades importantes del mundo. En nuestro país llegó a fines del siglo XIX, cuando Buenos Aires comenzaba a transformarse en una gran urbe.

Educadores y médicos, con la cooperación de benefactores que costeaban económicamente las colonias, trabajaron en forma conjunta para brindar a las niñas y los niños un entorno natural donde permanecían al menos 30 días siempre asistidos por docentes. Las actividades estaban rigurosamente programadas y se realizaban en zonas alejadas de la ciudad. Pronto observaron los resultados esperados: las chicas y los chicos volvían de mejor humor y con mejoras en su salud, la mayoría lograba crecer en altura y obtener un peso considerado saludable. Los médicos que realizaban el control de salud, registraban los datos de cada niña/o en una ficha.

 

En la actualidad, el programa Escuela de Verano del Ministerio de Educación desarrolla las colonias, que están previstas en el calendario escolar y se realizan en el receso de verano y de invierno. Brinda propuestas educativas y recreativas para que la infancia y la adolescencia sigan aprendiendo y divirtiéndose durante las vacaciones.

Este verano participaron más de 29 mil chicas, chicos y adolescentes de los niveles educativos: Inicial, Primario y Secundario, y las modalidades:  Especial, Hospitalaria y Contexto de Encierro. Se desarrollaron en cinco predios: Parque de la Ciudad, Parque Indoamericano, Parque de la Estación, Club Comunicaciones y Club Savio.

 

Las colonias de Escuela de Verano son un espacio de encuentro, de integración y de enseñanza, en el que se practican actividades deportivas, se desarrollan expresiones artísticas y se brinda apoyo educativo para aquellas/os estudiantes que deben reforzar los aprendizajes.

 

Desde 2022 el programa Comunidad Educativa Saludable (CES) ofrece talleres en los que se promueve la reflexión, la construcción de conceptos y el aprendizaje de hábitos beneficiosos para la salud desde un enfoque lúdico para los distintos niveles educativos, otorgando material didáctico para impulsar la adopción de conductas más saludables. Los talleres tratan temáticas de alimentación, hábitos saludables e hidratación. Al mismo tiempo, propicia un vínculo colaborativo entre el Programa, la escuela y las familias, incentiva el trabajo grupal, fortaleciendo la capacidad de autonomía y los vínculos de autocuidado, solidaridad y confianza.

 

En respuesta a la buena recepción por parte de estudiantes, docentes y sus familias, en el año 2023 el número de talleres que ofreció el CES aumentó a 40 y los estudiantes que participaron fueron más de 1000. En este 2024, el programa Escuela de Verano 2024 contó con la presencia de CES y los talleres de Alimentación, Hábitos Saludables e Hidratación.

 

Desde los antecedentes y orígenes de las colonias escolares en la Ciudad de Buenos Aires hasta la Escuela de Verano, organizada hoy desde el Ministerio de Educación porteño, podemos establecer una continuidad en la educación para la salud y los hábitos saludables. El programa Huellas de la Escuela propone una aproximación a las prácticas del pasado para entender las continuidades y las transformaciones de las políticas educativas a lo largo de la historia de las escuelas de la Ciudad.

 

Fuente de los textos escritos:

 

 

 

 

 

 

Luis Alberto Serres

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres    5195

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *