Nuevas escuelas

La Escuela frente a los problemas de Aprendizaje en Niños Adoptados.

23 de junio de 2009

Como docente muchas veces me han ocupado las situaciones en las que un niño aprende, es decir, se apropia de un saber y todos aquellos obstáculos y condiciones que llegan a dificultarlo. Toda historia de adopción está unida a situaciones de dolor, de abandono, de separación y a veces de encuentro, originando una historia individual y familiar que a veces se debe rearmar.
La identidad se va armando con preguntas, buscando datos, personas que informan, testigos, etc. Estas reconstrucciones repercuten en forma directa con los aprendizajes en la escuela. En mi carrera docente se me han presentado casos de niños adoptados cuyas familias ocultaban el origen de sus hijos por miedo al rechazo. Hay en la currícula escolar un vacío con respecto a los temas vinculados con la adopción y cómo abordarlos adecuadamente en el ámbito escolar.
Sabemos que la escuela es un ámbito fértil para esclarecer y desterrar prejuicios. Los docentes somos agentes multiplicadores y debemos estar preparados para el abordaje de la diversidad familiar, ayudando a conocer, a comprender y a transmitir adecuadamente las particularidades que implica lo adoptivo para que la integración de los niños transcurra desprovista de etiquetamientos, discriminación y prejuicios.
A la hora de incluir prefiero el uso de estrategias, como andamiajes flexibles que permitan a ese sujeto ser un partícipe activo, reflexivo, interesado, con inquietud de preguntar, plantearse y resolver problemas. De esta manera podrá desarrollar diferentes vínculos con el conocimiento, con sus docentes y con sus pares. Los docentes debemos plantearnos en ir al rescate de las potencialidades de cada persona con herramientas apropiadas para que el alumno construya su propia relación con el aprendizaje.
Muchas historias y secretos familiares marcan a cada niño y estos denuncian de diversos modos siendo apáticos, enojados, pasivos, incluso abandonando inconscientemente el acceso al conocimiento sin desearlo. Estas situaciones relacionadas con las dificultades en los aprendizajes no se inician en la escuela sino que se entretejen en el seno familiar con las formas de vida que ofrece cada familia. La escuela junto con el equipo de orientación escolar deberá dar un espacio para habilitar, reconstruir trayectorias escolares y educativas de los alumnos que presenten dificultades acercando a las familias con hijos adoptivos con dificultad de aprendizaje a centros especializados que los contengan, orienten, evacuándoles dudas y temores. Recordando que la “Convención de los Derechos del Niño” establece el derecho de todo niño a crecer en el marco de una familia con el respeto por su identidad, su etnia y su cultura.
Si la información de su adopción a un hijo se inicia en forma progresiva y adecuada, respetando el derecho a la identidad del niño, la posible lectura del expediente en la adolescencia (cumplidos los dieciocho años) no se convertirá en una experiencia traumática sino en la confirmación de lo ya escuchado y procesado previamente con intermediación de los padres.

Yolanda María Kuperman
F.C. 323.552

Cantidad de Caracteres 3173

1 Comentarios en este artículo

  1. Mireille Machala Dijo:

    This blog seems to recieve a good ammount of visitors. How do you get traffic to it? It offers a nice individual spin on things. I guess having something useful or substantial to give info on is the most important thing.

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Nuevas escuelas
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados