Coronavirus (Covid-19)

Antonio Giargiulo, Autor de la Estatua “Plenitud de la Vida”

15 de septiembre de 2014

GiargiuloEn el Nº 314 (junio 2014) de la Revista Mi Barrio se publicó la primera parte de la vida del escultor Antonio Gargiulo quien fue el autor del monumento Plenitud de la Vida que está ubicado en la Plaza Ciudad de Banff. En este número retomamos y ampliamos algunos aspectos de su trayectoria artística.

Es difícil reconstruir su biografía competa porque no se conoce el destino ni de su obra ni de su archivo personal. Es necesario buscar la información que está diseminada en bibliotecas, museos y otras instituciones.

Los primeros años de Antonio Gargiulo fueron los más importantes en cuanto a su actividad artística. Eso se puede traducir analizando su producción más importante que está en la década del 20 y comienzos del 30. Es cuando obtiene sus mayores premios, realiza exposiciones en salones importantes y recibe las mejores críticas en el diario La Nación, especialmente realizadas por José León Pagano, un crítico muy reconocido de ese período.

En la Gran Enciclopedia Argentina de Diego Abad Santillán:

“Gargiulo, Antonio: Biog. Escultor e ilustrador. (…) Fue profesor suplente de dibujo (natural y ornato) en la Escuela Nacional de Arte (1929)”.

Otros datos cuentan: Expuso sus obras junto a Norah Borges, Juan del Prete, Emilia Bertolé, (1928).

En libros se lo menciona junto a los artistas Raquel Forner, Antonio Berni, Lía Correa Morales, Horacio y Guillermo Butler, Héctor Basaldúa, Emilio Petorutti, Spilimbergo, Thibón, Tessandori, Policastro entre otros.

Ganó premios junto a Victorica, Bigatti, de la Cárcova y otros pintores y escultores que asiduamente concurrían al Salón Nacional.

Gargiulo perteneció al conocido grupo Camoatí. Cuando sale a la venta la colección privada del pintor de la escuela post-impresionista, Clemente Lococo en el mes de mayo del año 2000, el nombre de Gargiulo figuraba en la lista de obras que se remataban de este grupo. La subasta fue realizada por la casa de remates Sarachaga de la calle Juncal.

Existe una carta escrita por Director de Cultura de Chivilcoy Sr. José Antonio Speranza, fechada el 4 de diciembre de 1970, dirigida a Benito Quinquela Martín, en la cual el funcionario agradece al “gran maestro y amigo” por el loable gesto, al donar obras tan importantes como las que se detallan y acusan recibo:

Dos esculturas- “Regreso” y “Cabeza”, de Antonio Gargiulo.

Dos eculturas- “Presintiendo su destino” y “El escultor” de Elena Guarnachia de Gargiulo.

En mi intensa búsqueda, tuve la suerte de dar con una biografía escrita a máquina y firmada por el mismo Gargiulo, donde cuenta los datos que se transcriben a continuación:

“Buenos Aires – Febrero – 28 –  1950 Año del Libertador General San Martín

DATOS PERSONALES Y ARTÍSTICOS  DEL Escultor Argentino: ANTONIO GARGIULO

En el año 1913, ingresó a la Academia Nacional de Bellas Artes, pero antes de iniciar esos estudios regulares había dibujado mucho solo. Luego seis meses en  el Estímulo de Bellas Artes. -[una centenaria institución de la calle Córdoba al 900]

Por aquel mismo tiempo era aprendiz herrero-mecánico ya un poco adelantado. Estudio día y noche y trabajó también día y noche, en los días de fiesta sacaba croquis callejeros y copiaba las estatuas de nuestra ciudad. Vale decir que por espacio de varios años sólo dormía de tres a cinco horas por noche. –

Estudio  dibujo con los maestros Trecini, Fabre, Rossi, Jiudice, Sartori, Ripamonti y escultura con Lagos e Yrurtia. El director era  Don Pío Collivadino. –

Por el maestro Lagos y de la Cárcova  expone por primera vez sus dibujos a la cera.  En la intimidad.- Era un expresión cubista sin sospecharlo su propio  autor, pero con atisbo de clásico. –

Con el control de Yrurtia se somete a una dura prueba que dura tres años, arrancando al maestro las expresiones más halagadoras. –

Después de cuatro años de silencio, expone en el año 1923 tres piezas: “AÑORANZA”, “EXNOBLE”  y “UN ROMÁNTICO”. –

Al año siguiente expone: “PIPI”, “PICHONA” y “HUMILDAD”, esta última fue premiada  con la tercer medalla nacional y el premio Adquisición. –

En el año 1925 expone cuatro trabajos: “BUEN AMIGO”, “SALUDO A LA PRIMAVERA”, “SENCILLEZ” e “HIERRO VIEJO”,  con este último obtuvo  el tercer premio municipal, además de haber sido  llevado a varias Naciones europeas para ser expuesta. –

En el año siguiente expone “BONACHÓN”, “UN SIMPLE” y “PRESENTIMIENTOS”. Esta fue premiada simultáneamente con la segunda medalla Nacional y Municipal

Sus estudios no se interrumpen nunca, siempre trabaja, estudia, lee, mucho. – Devuelve al Estado  los premios en obras siempre en rigurosa  selección. –

En el año 1927, esta vez  expone tres obras:  “ELSA”, “EL AMIGO E.T”, y “TREGUA”: aquí se repite la tercera medalla Municipal con “TREGUA”.

La primera exposición la realiza en LA PEÑA muchos dibujos, composiciones y algunas esculturas: tuvo mucho éxito – El Ministro de Justicia  e Instrucción Pública adquirió dos dibujos y una cabeza en bronce “ESCUDRIÑANDO”, sin contar muchas más adquisiciones. –

En el año 1928, obtiene el primer premio Nacional con la obra “REGRESO” y en el año 1929 el primero Municipal con “PLENITUD”. – Por esta recompensa se le dio un gran banquete donde hubo hasta juegos florales de sobremesa. – Esta obra está colocada en el Parque Bersalles (sic) Liniers Oeste. Muchos premios mas fuera y dentro del país. Últimamente: 1942 Primer Premio – VI Salón de Mar del Plata con “REMINISCENCIA”.
Desde entonces ha realizado diez exposiciones, personal nueve en el país y una en el Brasil. – Descontando la asidua concurrencia en los salones Nacionales y Provinciales. 

Tiene obras en el Museo de Paraná, Puerto Madryn, Lomas de Zamora, Fernando Fader (Museo Escolar), Tandil, Pedro de Mendoza, Museo Provincial de la Plata, Museo  Dr.  José Bianco (Villa María), y Museo de Mar del Plata. Santa Fe, Museo Urquiza (Concepción del Uruguay), Entre Ríos; Bahía Blanca, Museo Municipal Eduardo Sívori.

En muchísimas galerías privadas del país y del extranjero. –

Recientemente premiado con el Gran Premio del Consulado General de Cuba de Valparaíso (Chile). –

El título como profesor superior de esculturas lleva el certificado No. 35 (…).

(…) Es autor de un libro gráfico cuya concepción y realización le ha demandado veinte años de trabajo intenso. Titulado  ASI HABLA ZARATUSTRA (inédito).

Es también autor de muchos inventos: mecánicos, ingenioso y otros muy útiles.

Autor de escenas en la vida de Jesús desde el punto de vista humano- diez años de trabajo.

Más es autor de unas doscientas esculturas, entre bustos, cabezas, bajos-relieves y estatuas pequeñas y grandes.

Autor de unos miles de dibujos en: cera, lápiz, tinta y muchos otros materiales.

Firmado Antonio Gargiulo

Su familia cuenta

Cuenta la familia del artista, que Gargiulo colaboró con el escultor Rogelio Yrurtia en el grupo escultórico “Canto al Trabajo”, que está emplazado en la Avenida Paseo Colón. En otras épocas, los artistas que estudiaban o daban clases en la Escuela Superior de la Cárcova hacían uso de los talleres para sus trabajos personales. Era el concepto renacentista de talleres abiertos donde el alumno aprendía del maestro ayudando o asistiendo en el taller.

Así lo recuerda la familia:

Recurrimos a su sobrina Leonor Gargiulo de Freire que vivió en la misma casa de su tío Antonio, en el Pasaje La Piedad que tiene salida a la calle Bartolomé Mitre al 1500. Leonor tiene muchos recuerdos y los cuenta así:

“Tío Antonio, fue para la familia y en especial para sus sobrinos, un personaje enigmático, casi misterioso. El tío era una persona agradable, de suaves modales, pero reticente a participar en las reuniones familiares.

Mientras fue soltero vivió en el Pasaje La Piedad, departamento 17, en la misma casa que habitó la tía Ema, su hermana, hasta que se casó y se mudó al Barrio de Flores.

Se iba por las tardecitas al Café Tortoni a encontrarse en esas noches de bohemia, con poetas, pintores, escultores,  se acostaba todas las noches tarde. Nosotros los chicos, no podíamos hacer ruido porque lo despertábamos y él se enojaba.

Cuando se iba, era el único momento que mi tía podía limpiar y arreglar la pieza y nos dejaba tocar ese mueble en el que tenía las tintas de colores, los lápices…sólo tocar nada más. También podíamos ver alguna obra que estaba trabajando…se había hundido el piso, que era de madera importada…el peso de sus esculturas no resistían…la pieza estaba atiborrada con sus trabajos.

Mi tío no valoraba las esculturas pequeñas. En una oportunidad habían premiado una obra chica y el lo desaprobaba. Era un “nervioso”, en una oportunidad  se enojó con un profesor en Bellas Artes y le rompió la pizarra. Tuvo que ir un hermano suyo para hablar y que lo vuelvan a tomar. Era expresivo y medido a la vez, era como dije, un nervioso que soportaba poco… reaccionaba…era de temperamento, pero también era educado. A mi casa venía mucha gente del ambiente, era amigo de Fernando Ochoa, recitador gauchesco, Enrique Muiño, actor de la Guerra Gaucha y aficionado a la pintura.

Su familia estaba compuesta por ocho hermanos, cuatro mujeres y cuatro varones, sus padres tenían dos tiendas  debajo de la recova por Leandro Alem. Provenía de una familia italiana, su padre era calabrés y su mamá veneciana. Siempre lo recuerdo,… lo tengo en mi fotos de casamiento…venía los domingos a almorzar y le traía a mi hijo juguetes, golosinas. Tuvo un gran amor pero se casó con otro, porque él no era predispuesto al casamiento, aunque igual se siguieron viendo. Después otra señora logró “pescarlo” y se casó en la Iglesia San José de Flores con Elena F. Guarnaccia Altamira,  que estaba dentro de las primeras escultoras argentinas.

Mi tío vivía para su trabajo, las exposiciones. El necesitaba expresarse  y lo hacía con su arte. Era muy temperamental¡¡¡. No le gustaba viajar. En una oportunidad, cuando se inauguraba una obra suya en Villa María, los amigos lo subieron engañado al coche para llevarlo, cuando se dio cuenta pidió bajarse.

Mi tío no tenía hijos, después quedó viudo. Cuando falleció,  todas sus cosas quedaron en la casa donde vivió de casado, las obras, los dibujos, los pinceles. Nadie de la familia se preocupó de recuperar sus obras, dibujos bocetos y conservarlos. Hoy lamentamos no poder saber de  su trabajo,  que fue importante”.

 

Susana Boragno

 

 

 

 

Cantidad de Caracteres 10304

2 Comentarios en este artículo

  1. Susana Dijo:

    Necesito comunicarme con Susana Boragno, mi madre fue modelo de Gargiullo y Elena Guarnaccia.
    Gracias!

  2. Susana Dijo:

    Susana Boragno, mi madre era sobrina de Elena Guarnaccia la esposa de Gargiullo. Me gustaría comunicarme con usted.
    Saludos,

Para dejar un comentario

contador de visitas
Contador de visitas
Coronavirus (Covid-19)
Tratado sobre las virtudes perfectas y morales
Audiencia pública

Archivos

Logo de la Red de Medios Barriales
MEDIOS DIGITALES MEDIOS GRÁFICOS MEDIO RADIAL

© 2014 Revista mi barrio | Todos los derechos reservados